En la actualidad

Guinea Ecuatorial es un estado republicano de África Occidental. Esta compuesta por una parte continental, que limita al Norte con Camerún, sl Sur y al Este con Gabón y al Oeste con el océano Atlántico. Sus costas se extienden de Norte a Sur en una longitud de 150 Km, desde la desembocadura del río Campo, hasta el estuario del Muni. La parte insular está constituida por la isla de Bioko, antigua Fernando Poo, la más importante, situada al NO de la parte continental, en la zona más profunda del golfo de Biafra; las de Corisco, Elobey Grande y Elobey Chico, situadas entre los cabos de San Juan y Esterias, muy próximas al litoral, y la isla de Pagalú ( Annobón ), la más alejada del continente, situada a los 1 grado y 19 minutos de latitud Sur.

La superficie total de Guinea Ecuatorial es de 28.051,46 Km2, con una población de 750.000 habitantes.

El relieve de la zona continental esta accidentado por las cadenas de las Siete Montañas. La altura máxima es de 1.200 metros. Los ríos más importantes son el Campo, el Benito y el Muni. La altura más elevada de la isla de Bioko es el Pico de Basile con 3.007 metros.

Cultivos:Cacao (18.000 toneladas ), café (7.200 toneladas ), banana, ñame, yuca, plátano, aceite de palma (gén. eléis).

La selva cubre el 81,6% del suelo. Se dan estimadas maderas como el okume, el palo rojo y el ébano.

La energía eléctrica instalada es de unos 17.000 kw. La red de carreteras es de unos 3.300 km.

Exporta madera, cacao, café y petróleo

La unidad monetaria es el Franco CFA.

Religión : La población es mayoritariamente católica.

Capital y poblaciones importantes :La capital es Malabo, situada en la isla de Bioko, con 30.710 habitantes; Bata, situada en la Región Continental, con 32.700 habitantes; Nsoc; Mongomo; Lubá; Ebebiyín; Niefang; etc.

Folklore : Debido a las diferentes étnias de Guinea Ecuatorial, su folklore es rico y variado. Se extiende, desde la danza del "Mokom" de los fang, en la que los bailarines se agitan bruscamente, dando la sensación de que su estructura ósea pierde toda rigidez, transformándose en una estructura totalmente elástica. Pasando por la danza del "Ivanga" de los ndowes, en la que las bailarinas, a la luz de una hoguera, empolvados sus rostros con una aromática sustancia blanca, embutidos sus frágiles cuerpos en blancas túnicas, agitan sus caderas con una sensualidad angelical. Hasta llegar al "Cachá" de los bubis, en la que las bailarinas, luciendo sus trajes de "Chekka", entre cantos y palmas, van marcando pasos, que provocan la sonrisa de los dioses.